detalle_noticia

Atrás

El presidente de la Cámara de Madrid pide financiación, flexibilidad laboral y fiscalidad adecuada para salir de la crisis

23
julio

Durante la sesión de Nueva Economía Fórum, el presidente de la entidad cameral, Ángel Asensio, ha repasado la situación económica que vive el tejido empresarial madrileño a raíz de la pandemia del coronavirus y ha puesto sobre la mesa algunas de las medidas necesarias para la reactivación de la economía

El presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Ángel Asensio, fue el invitado de la sesión de Nueva Economía Fórum Online. Un encuentro que contó con la participación del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet; y del presidente de CEIM, Miguel Garrido.

Durante su intervención, Asensio hizo un repaso a la situación económica actual derivada de la crisis provocada por el COVID-19, un momento que catalogó de “especialmente delicado”.  Se trata de “la crisis sanitaria más grave de la historia reciente que ha provocado una crisis económica sin precedentes, que destruye empleos y contra este problema la única vacuna es la empresa”, recalcó.

El presidente de la entidad cameral recordó que desde la Cámara trabajan para ayudar a la actividad empresarial a hacer frente a esta situación y tratar de retomar la normalidad. Para ello es necesario llevar a cabo acciones para establecer entornos seguros para los trabajadores, llevar a cabo medidas de higiene y seguridad, favorecer el teletrabajo y acelerar la transformación digital.

Respecto a las medidas que se deben tomar para acelerar la reactivación de la economía, Ángel Asensio apeló a tres “ingredientes básicos: financiación, flexibilidad laboral y fiscalidad adecuada”; pero sobre todo, señaló que no se puede destruir el tejido productivo. Así, puso de relieve la importancia de los avales ICO como instrumento fundamental contra la desaparición de las empresas. “Si no podemos disponer de liquidez, las empresas van de forma irreductible a la quiebra”, aseveró.

Otra de las medidas, los ERTES, “deberían prorrogarse más allá de septiembre porque la recuperación de la demanda va a ser más lenta de lo esperado”. Por último, el presidente de la Cámara de Madrid habló sobre política fiscal y pidió que se continúe con la actual línea de fiscalidad favorable a la actividad empresarial que existe en Madrid, porque “se ha demostrado, más allá de ideologías, ser la más eficaz”.

Por su parte, el alcalde del Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, hizo hincapié en que el Gobierno tiene que confiar en los empresarios ya que “son los que mejor saben generar inversión y generar empleo”. Y este trabajo debe contar con el respaldo de las cámaras que “tienen que servir a los empresarios y estar con ellos”, según las palabras del presidente de Cámara España, José Luis Bonet, que también animó a incentivar la colaboración público-privada para salir de la crisis. Por su parte, el presidente de CEIM, Miguel Garrido, durante su intervención señaló que “es consciente de que salir de esta situación va a ser muy costoso” pero está convencido de que “si lo hacemos bien, seguro que salimos adelante”. Además, Garrido alabó el papel de las cámaras como un buen instrumento para trabajar con las organizaciones públicas.