detalle_noticia

3
abril
Proyecto Salvavidas: “El Club Cámara Madrid es una forma de hacer networking social”
Proyecto Salvavidas es socio corporativo del Club Cámara Madrid, una pertenencia que les proporciona “una imagen muy positiva” para sus clientes, indica Rubén Campo, socio fundador del proyecto. Esta iniciativa de cardioprotección se ha convertido en un referente en la instalación de desfibriladores en lugares públicos.

“No hay nada más social, más corporativo y de más RSC que el poder salvar la vida de tus trabajadores”, explica Rubén Campo, socio fundador de Proyecto Salvavidas. Esta iniciativa de cardioprotección nació hace 11 años y pretende situar a España al mismo nivel en esta materia que otros países más punteros europeos como Francia, Alemania e Inglaterra.

El proyecto forma parte del Club Cámara Madrid, una experiencia que les proporciona “una imagen muy positiva” para sus clientes, reconoce Campo en una entrevista concedida como socio del club cameral. “Para nosotros, el Club Cámara Madrid es una forma de hacer networking social”, agrega. Al mismo tiempo, aplaude la actividad y las iniciativas desarrolladas en el club. “Cualquier empresa que se una al Club Cámara Madrid se va a encontrar un club que es activo”, mantiene.

Campo ha podido comprobar el excelente funcionamiento de los servicios del club desde su incorporación. “Desde el momento que entras te van a estar invitando a presentaciones, a reuniones, a darte la posibilidad de hacer acciones de networking, te van a poner en contacto con otras empresas, otros socios del club… Va a ser también una imagen muy positiva para tus clientes el poder contar un poco con ese marchamo de pertenecer a este club”, indica.

Estos beneficios son importantes para Proyecto Salvavidas. Su especialidad es la instalación de desfibriladores en lugares públicos como empresas, colegios, comunidades de vecinos y otros espacios para proporcionar seguridad a los ciudadanos. Además, proporcionan formación en reanimación cardiopulmonar y el uso del desfibrilador, así como el mantenimiento de los equipos para que “el servicio esté totalmente operativo en todo momento”. Estas actuaciones “nos han hecho ser la empresa referente con más del 50% del parque de los desfibriladores en España”, apunta Campo.

Cadena de supervivencia

En Proyecto Salvavidas están comprometidos con la cadena general de supervivencia. “Nosotros trabajamos los dos eslabones centrales. La cadena son cuatro eslabones importantes a nivel internacional”, explica Campo. El primero sería llamar al 112 y el segundo realizar la RCP (la reanimación cardiopulmonar). El tercer eslabón implica la desfibrilación y este es motivo por el que la iniciativa instala sus equipos. El cuarto eslabón supone la llegada de la ambulancia, en el que trabajarían los profesionales. Todo este proceso es crucial para salvar vidas y proteger a los ciudadanos.