detalle_noticia

23
octubre
Asensio aboga por promover proyectos de carácter multilateral para mantener la competitividad
El presidente de la Cámara de Madrid, Ángel Asensio, ha participado en el 5º Encuentro de Empresas Licitadoras Españolas, una cita que ha puesto el foco en las oportunidades de negocio del Banco Asiático de Desarrollo. El presidente cameral ha participado en el evento en el que se han ofrecido los procedimientos y perspectivas de negocio para empresas nuevas como firmas experimentadas.

Este 22 de octubre se ha celebrado el 5º Encuentro de Empresas Licitadoras Españolas, una cita organizada por la Cámara de Comercio de Madrid, ICEX España Exportación e Inversiones y la Cámara de Comercio de España que ha puesto sobre la mesa los procedimientos de licitación y las oportunidades de negocio del Banco Asiático de Desarrollo (BAsD).

La convocatoria online ha estado dirigida a empresas nuevas como firmas experimentadas en este y otros bancos de desarrollo y organismos internacionales. Durante el encuentro, un grupo de ponentes de primer nivel han presentado las acciones de infraestructuras en Agua, Transporte y Energía previstas para el periodo 2020 a 2022 del banco de desarrollo con el mayor volumen de negocio en esta región.

La inversión total prevista en el BAsD para este periodo asciende a 127.000 millones de dólares. Casi la totalidad de esta cantidad está destinada a la cofinanciación de préstamos y donaciones mediante proyectos que incluyen una batería de contratos de obra civil, de adquisición de bienes y equipos y de consultoría asociada a préstamos y donaciones.

En su turno de intervención, el presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Ángel Asensio, ha resaltado las oportunidades de negocio que ofrece esta organización en tres sectores clave, con objetivos que giran en torno al crecimiento económico inclusivo, la sostenibilidad ambiental y la integración regional.

Tras recordar el escenario de “nueva realidad” en el que nos encontramos, Asensio ha considerado “imprescindible” crear iniciativas como estas, de carácter empresarial e internacional, que promuevan el acceso a importantes proyectos de carácter multilateral por parte de las empresas españolas. De esta forma, las compañías podrán contrarrestar sus necesidades más inmediatas y afrontar proyectos fuera del territorio nacional, además de preservar el empleo y la competitividad.

Asimismo, el presidente cameral ha recordado la importancia de fomentar la actividad empresarial en los mercados internacionales para avanzar en la recuperación económica. Este aspecto, junto con la digitalización y la sostenibilidad, han sido valorados por el presidente como “criterios empresariales imprescindibles”.

La cita ha contado con la participación de prestigiosos ponentes. Al inicio, se ha   proyectado un vídeo de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Xiana Méndez. Acto seguido ha participado Inmaculada Riera Directora General de la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España.  Como moderador ha ejercido Pedro Pascual, Consejero Económico y Comercial de la Embajada de España en Manila en Filipinas.

También han ofrecido aportaciones Alfredo Perdiguero, Director de la División de Cooperación Regional y de Coordinación de Operaciones del Banco Asiático de Desarrollo; Enrique Galán, Director Ejecutivo Alterno por Bélgica, Portugal, España, Italia y Suiza del Banco Asiático de Desarrollo; Pedro Pascual, Consejero Económico y Comercial de la Embajada de España en Manila, Filipinas; y Celita Janyna Rhor, Especialista en el Sistema de Licitación del BAsD.

El Banco Asiático de Desarrollo

Fundado en 1966, el Banco Asiático de Desarrollo (BasD) es una organización financiera para el desarrollo económico de la región Asia-Pacífico que facilita ayudas para mejorar el nivel de vida de su población. El Banco trabaja para ayudar a los gobiernos de Asia a desarrollar infraestructuras que promuevan el crecimiento “inclusivo”, de tal forma que el crecimiento económico beneficie a todas las capas sociales. El 80% de su financiación se dedica a infraestructuras, principalmente transporte, energía, agua y finanzas. El resto se destina a sectores sociales como la salud o la educación.