detalle_noticia

Atrás

El Palacio de Santoña, una joya arquitectónica para la celebración de eventos

20
febrero
La sede de la Cámara de Comercio de Madrid brinda una oportunidad única para la celebración de eventos, desfiles y reportajes fotográficos. Originaria del siglo XVI, esta joya arquitectónica está formada por salones de gran valor artístico e histórico.

La sede de la Cámara de Comercio de Madrid brinda una oportunidad única para la celebración de eventos, desfiles y reportajes fotográficos. Originaria del siglo XVI, esta joya arquitectónica está formada por salones de gran valor artístico e histórico.

El Palacio de Santoña, propiedad de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Madrid, es una joya arquitectónica de gran valor artístico e histórico que se ha convertido en una opción excelente para la celebración de todo tipo de eventos. Sus espléndidos salones aportan gran versatilidad a este enclave que fue punto de encuentro de la sociedad madrileña en el siglo XIX.

Ubicado en pleno centro de la capital madrileña, en el barrio de las Letras (calle de Huertas, 13), el Palacio de Santoña data del XVI. Fue adquirido por el Duque de Santoña en 1874 y, décadas después, pasó a convertirse en sede institucional de la Cámara de Comercio de Madrid.

Desde el exterior, con la portada de Pedro de Ribera, al interior del edificio, con sus majestuosos salones, el palacio constituye una opción ideal para cualquier tipo de celebración: desde conferencias a charlas, presentaciones, ruedas de prensa, cócteles, comidas o cenas de gala. Además, con su escalera de gala, construida al estilo de los palacios renacentistas italianos, ofrece un marco incomparable para rodajes, reportajes fotográficos y sesiones de moda.

Entre sus estancias, destaca el Salón Renacentista, una pequeña sala de paso con gran riqueza decorativa, perfecta como antesala o recepción. Por su parte, la Sala Rotonda, de gran originalidad arquitectónica, es excelente para recepciones VIP o pequeñas reuniones debido a la exclusividad que aporta.

Para eventos que requieren mayor capacidad, se puede optar por el Salón Oriental, una amplia estancia ideal para desayunos empresariales o presentaciones de productos. Y si se busca ofrecer un desayuno o cena de hasta 40 personas, el Salón Turco, inspirado en la Alhambra de Granada, resulta el marco perfecto. Para aumentar la capacidad hasta 100 personas, el Comedor de Gala destaca como espacio idóneo para esta ocasión.

Otros espacios destacados

El Palacio Santoña también presenta un Salón de Actos, la pieza más barroca del palacio, que constituye un espacio ideal para ponencias o entregas de premios; además permite convertirse en una espectacular sala diáfana con capacidad para hasta 120 personas. Si esta estancia se queda pequeña, el Salón Luis XV puede utilizarse como sala auxiliar del salón de actos o para la realización de eventos más sobrios.

Otra de las opciones que presenta este inmueble palaciego es el patio interior de piedra del siglo XVII, un espacio de 125 metros cuadrados ideal para celebrar una copa de bienvenida, sobre todo, durante los meses estivales. Pero si lo que se busca son salas funcionales, la segunda y tercera planta del Palacio de Santoña cuenta con espacios equipados para la realización de ponencias, reuniones y sesiones formativas y con una galería que sirve para albergar el café o cóctel del evento.